CalzadosRosi.com
Tu zapatería online para hombre, mujer y niños

91 669 80 01 L-V 10h-14h y 17h-20h

cesta  

No hay productos

0,00 € Transporte
Total 0,00 €

Confirmar

Producto añadido a la cesta
Talla
Seguir comprando Finalizar compra

Como elegir el calzado adecuado para la vuelta al cole



El Colegio de Podólogos de la Comunidad Valenciana aconseja a los padres que escojan adecuadamente los zapatos que sus hijos lleven al colegio. La idea es que el calzado se adapte a las necesidades motrices del niño o adolescente, para que el pie y el aparato locomotor se desarrollen de forma correcta. Los expertos aseguran que “hay que ser especialmente cautelosos en el tramo de edad entre los 3 hasta los 7 años”. Estas son las recomendaciones de los podólogos:



1. El zapato debe llegar hasta debajo de los maléalos (huesos laterales del tobillo) y en el caso de las botas, deben ser lo suficientemente flexibles como para permitir el movimiento completo de la articulación del tobillo.


2. La plantilla del zapato tiene que ser transpirable y flexible.


3. Un calzado sano es plano y con muy poco tacón para favorecer el equilibrio y salvaguardar las piernas y la espalda. Además, ha de ser lo suficientemente ancho en la parte delantera como para permitir a los dedos abrirse y moverse con libertad.


4. Adquirir un calzado fabricado con materiales naturales que permitan la transpiración de los pies como, por ejemplo, la piel o el cuero. Evitando las deportivas que son mayoritariamente de materiales sintéticos.


5. El modelo más adecuado es un zapato o bota que se adapte y sujete bien al pie, que se pueda ajustar al pie por medio de cordones o velcro en el empeine. Las chanclas y zuecos no son recomendables porque la percepción de que el zapato se sale a cada paso obliga a los dedos a un trabajo extra de “agarre” innecesario.


6. A pesar de haber elegido un calzado correcto, hay que tener en cuenta que los zapatos deben utilizarse pocas horas del día. En casa, los pies deben estar libres, con un calcetín antideslizante o zapatilla de estar por casa.


7. A la hora de comprarlo, probar el zapato con los calcetines puestos y vigilar que haya un espacio suficiente (unos 5 a 10 mm.) entre su dedo más largo y la puntera del calzado. Después, presionar en la punta del zapato por la parte superior para ver si los dedos la rozan y, si es así, significará que el calzado es demasiado pequeño.


8. El mejor momento para probar el calzado es al final del día, cuando los pies del niño están más hinchados. Es necesario que al probarlo se ponga de pie, de manera que cargue su peso sobre los dos pies, y poder comprobar que es adecuado.


9. No hay que comprar nunca un zapato excesivamente grande con el objetivo de que el niño pueda utilizarlo durante más tiempo. Si el zapato no es justo su talla podría alterar su forma de caminar o crearle ampollas o laceraciones.


10. Solo el especialista médico o el podólogo están capacitados para diagnosticar y tratar problemas de los pies. Las enfermedades más comunes por el uso de un calzado inadecuado son: deformidad de los dedos y uñeros (muy común al utilizar deportivas de puntera de goma), tendinitis aquílea y bursitis en la exostosis de haglund (a causa de un contrafuerte demasiado rígido), dolor en la planta del pie y talalgias (como consecuencia de una suela muy fina o rígida), micosis, verrugas o eccemas por las dishidrosis al utilizar zapatos fabricados con materiales sintéticos.

 

Desde luego la mejor opción es dejarse aconsejar por los especialistas, que buscaran el zapato que mejor se adapte a las necesidades del niño/a. En CalzadosRosi.com llevamos más de 30 años calzando a varias generaciones con una única preocupación: la salud y el bien estar de los pies de nuestros clientes.




 

Enfermedades más comunes por la elección de un calzado poco adecuado o de mala calidad.


Dishidrosis   Micosis   Uñero

Dishidrosis o piel seca                   Micosis o hongos                       Uñero     




Comentarios

Sin comentarios por el momento

Añadir comentario