Los zapatos náuticos (tal como los conocemos hoy en día) tienen un origen relativamente reciente si los comparamos con otro tipo de calzado. Los primeros náuticos de la historia datan del año 1935, cuando el magnate norteamericano Paul Sperry, un apasionado por la navegación, diseñó los primeros zapatos náuticos de la historia.

La historia del primer diseño de los náuticos que realizó Paul Sperry no deja de ser curiosa. Mirando la parte inferior de las suelas de los zapatos náuticos, podréis observar que se trata de una suela de goma estriada: esto no es un simple capricho de la moda o el diseño, sino fruto de una casualidad muy bien aprovechada. Una tarde de invierno, mientras paseaba con su perro cocker spaniel, se sorprendió de la facilidad con la que su perro mantenía el equilibrio sobre el hielo, llevado por la curiosidad, examinó las almohadillas de las patas de su fiel amigo, descubriendo que estas tenían una superficie estriada que le ayudaba a mantener el equilibrio sobre superficies resbaladizas.

Este descubriendo le llevo a realizar un experimento: en un fragmento de goma blanca realizo unas hendiduras con formas onduladas para adherir esta goma a sus zapatos, de esta forma consiguió aumentar la estabilidad y adherencia de sus zapatos, este fue el embrión de los primeros náuticos.

Tanto fue así, que el auge que experimento la navegación en las primeras décadas del siglo XX entre las clases adineradas de Europa y Estados Unidos, llevo a Sperry a patentar el diseño de las suelas de esos primeros náuticos como Razor-Siping™, de forma que los marineros navegaran tranquilamente sin miedo a resbalar por la cubierta de sus yates.

Originalmente los náuticos se usaban casi en exclusiva para caminar sobre las cubiertas de los barcos, pero debido a la comodidad que aporta este tipo de calzado, hoy en día se utilizan en cualquier ocasión cotidiana. Y es que ya no es necesario acudir a un puerto deportivo o disponer de un yate para poder disfrutar de unos cómodos zapatos náuticos.

Los náuticos con cordones de hombre son un calzado cómodo y ligero, con un diseño que apenas se ha alterado desde principios del siglo pasado. Fabricados principalmente en piel y con la suela de goma, en la actualidad también existen versiones de zapatos náuticos de lona, como este modelo de náutico Batilas para niño.

Además de las ya mencionadas suelas de goma estriada, otra de las señas de identidad de los zapatos náuticos son los cordones de cuero que pasan por los costados del zapato, entrando y saliendo por medio de unas ojeteras metálicas, algo que además de aportar esa estética sport y merinera inconfundible, permite abrocharse los náuticos con el vistoso nudo de marinero o Tassel Knot, de manera que los cordones de los zapatos quedan recogidos en dos "borlas" en lugar de abrocharse con la lazada clásica.

El estilo de los zapatos náuticos no es inmune a los caprichos de la moda, cada nueva temporada podemos encontrar este calzado en multitud de tonalidades, aunque ciertos colores forman parte de los básicos que no te pueden faltar. Buen ejemplo son los náuticos color cuero o marrón claro, no obstante tampoco podemos olvidarnos de otros colores igualmente imprescindibles como son el azul marino, el marrón chocolate e incluso el negro.

Aunque la estación por excelencia para usar los náuticos es el verano, las épocas de entretiempo son también periodos en los que estos zapatos se convertirán en una opción perfecta para combinarlos con unos pantalones chinos o unos vaqueros y una camisa con botones en el cuello o cualquier prenda informal que imagines. Y cuando llega el calor y apetece disfrutar del buen tiempo, llega el momento de usar los náuticos sin calcetines y con bermudas.

Muchas personas son tan adeptas de este estilo de zapatos que los usan durante todo el año, algo perfectamente posible gracias a modelos como los náuticos Edward´s que al estar forrados enteros de piel y contar con una suela de goma más gruesa, proporcionan un extra de aislamiento y son una buena alternativa para los meses más fríos y húmedos del año.

En CalzadosRosi.com apostamos firmemente por este estilo de calzado, porque pensamos que unos buenos náuticos no pueden faltar en nuestras propuestas de zapatos básicos y atemporales. Nos apasiona ofrecer zapatos cómodos para hombre, y los náuticos son de ese tipo de calzado que no te quieres quitar en cuanto los pruebas. Y como no podía ser de otra manera, todas nuestras propuestas de zapatos náuticos están fabricados en España.

Si aún no has encontrado tus náuticos ideales echa un vistazo a nuestra selección de modelos, seguro que encuentras el que mejor se adapta a tu estilo.