CalzadosRosi.com
Tu zapatería online para hombre, mujer y niños

91 669 80 01 L-V 10h-14h y 17h-20h

carrito  

No hay productos

0,00 € Transporte
Total 0,00 €

Confirmar

Como limpiar tus zapatos

Para que tus zapatos se mantengan como el primer día te damos unos consejos de limpieza.

 

Para limpiar unos zapatos de piel depende del acabado que tengan, estos son los acabados más comunes:


Napa, tafilete, florentic, cuero…

La limpieza es muy sencilla, primero con un paño húmedo que no deje pelusa retiramos los restos de polvo o barro del zapato, a continuación aplicamos un poco de crema o betún con un cepillo de cerda blanda o con un paño, dejamos secar la crema (unos minutos es suficiente) y a continuación cepillamos los zapatos con un cepillo de cerda blanda para retirar el exceso de crema y consigamos que la piel quede brillante.


Serraje

En el caso del serraje la limpieza también es muy sencilla, procederemos igual a retirar el polvo o barro con un paño húmedo, a continuación con un estropajo “verde” humedecido y un poco de detergente liquido frotamos el zapato hasta conseguir espuma, insistiremos en las zonas que estén más manchadas, después con un paño retiramos el exceso de espuma que pudiera quedar sobre el zapato, lo dejamos secar y una vez bien seco cepillamos el “pelo” del serraje con un cepillo de cerda dura.


Ante

El ante se limpia de la misma forma que el serraje, pero hay que ser un poco más cuidadoso puesto que el pelo es más suave y delicado que en el caso del serraje, por eso en lugar de usar un estropajo deberíamos usar una bayeta o paño que no deje pelusa y sea de un tejido poroso.


Nobuck

 Quizás sea la más sencilla de mantener limpia, simplemente con un paño húmedo y un poco de detergente frotamos y a continuación dejamos secar.


Engrasado

Es fácil encontrar zapatos de piel, serraje o nobuck que tengan un acabado engrasado, en estos casos una vez que se retira el polvo o barro hay que aplicarles una pequeña cantidad de grasa de caballo con un paño que no deje pelusa y dejar secar a temperatura ambiente.


Charol

Para limpiar zapatos de piel acharolada procederemos igual que para los de napa, pero además podemos sacarles más brillo frotando con un algodón humedecido en leche.

 

En el caso de los zapatos de tejidos suntuosos (seda, raso, organza, etc.) cada caso es especial, porque depende mucho del tejido y el color, pero hay un truco que se puede aplicar en todos los casos. En un cuenco se mezclan una cucharada de agua y otra de un jabón liquido y se hace espuma con una brocha, ¡como los barberos! Con esta espuma frotamos la mancha y retirando en seguida el exceso de espuma y humedad con un trozo de papel de cocina, podemos repetir varias veces este proceso, pero teniendo mucho cuidado con el exceso de humedad.

 

Para limpiar las zapatillas para casa o las zapatillas de lona, lo ideal seria el lavarlas a mano, pero somos conscientes de que la limpieza nunca es tan perfecta como si se lavan en la lavadora, por eso en el caso de las lonas y las zapatillas de casa nos atrevemos a recomendar el lavado a maquina, pero teniendo ciertas precauciones; la mejor forma es metiendo las zapatillas dentro de una red para lavadora y envolviendo la red entre la ropa (toallas, sabanas, etc.) y lavando en un programa corto. Nunca lavar las zapatillas a maquina solas, porque corres el riesgo de que las zapatillas y hasta la lavadora se rompan.

 

Una zona que no se suele tener en cuenta a la hora de limpiar los zapatos es la planta interior, cuando los zapatos son cerrados y los usamos habitualmente con calcetines o medias el problema no es muy grave, pero en el caso de las sandalias que se usan con el pie descalzo, es muy habitual que después de todo el verano se acumule el polvo y la suciedad del suelo en las plantas de las sandalias, es muy recomendable limpiarlas de forma adecuada por lo menos una vez a la semana. Procederemos retirando el polvo con un paño o esponja, si es necesario podemos incluso utilizar un estropajo, dejamos secar a temperatura ambiente y cuando estén bien secas aplicamos un generosa capa de crema hidratante corporal, es preferible que después de realizar esta limpieza dejamos un par de días antes de volver a usar las sandalias, para que la crema penetre en la piel y nutra la planta.

 

Si tienes unos zapatos manchados y con los trucos que te hemos descrito no han conseguido limpiarlos hazle una foto y envíanosla al Servicio de Atención al Cliente, intentaremos buscar una solución para limpiarlos.